octubre 27 2022 0Comment

Consejos para reducir el estrés laboral

Las causas y consecuencias de reducir el estrés laboral no son lo suficientemente difundidas, sin embargo, es un tema de real importancia. Se trata de un tema de salud física y mental que puede provocar la saturación de los trabajadores y un desequilibrio en su vida. La Organización Mundial cataloga esta afección como un grupo de reacciones emocionales, psicológicas, cognitivas y conductuales ante exigencias profesionales que sobrepasan sus capacidades (hablando muchas horas, pocos descansos y cargas pesadas). 

Un estudio de la Academia Americana de Neurología halló que las personas con trabajos demandantes y poco control sobre ellos tienen 58% más probabilidades de sufrir una isquemia y 22% más de hemorragia cerebral, esto debido a que los riesgos directos del estrés laboral para la salud han sido relacionados con cardiopatías, trastornos digestivos, aumento de la tensión arterial, dolor de cabeza y trastornos músculo esqueléticos como lumbalgias.

¿Cómo combatirlo?

  1. Recuento de atribuciones: conforme pasa el tiempo, las atribuciones en un trabajo y la carga puede incrementar, al revisar la descripción de su puesto, puede refrescar su mente recordando qué se espera de usted y tomando un control de la situación.
  2. Establecer metas razonables: parte de una correcta organización en la vida personal y laboral es conocer nuestro alcance y establecer metas claras pero posibles. Cuando una persona decide dar una milla extra a la que no puede llegar, tiende a frustrarse. Es importante conocer nuestros límites para evitar afectar nuestra salud mental con sentimientos de deficiencia.
  3. Organización: un método correcto de organización puede ayudar a simplificar las tareas durante el día. Al tener claros los objetivos del día, semana y mes según importancia, se logra hacer un balance entre actividades. Puede ser tedioso medir tiempos y espacios, sin embargo, conocer siempre cuál será el siguiente paso sin temor a olvidar nada, ayuda a despejar la mente.
  4. Establecer límites: muchas veces pensamos que no podemos decir “no” en nuestro lugar de trabajo, sin embargo, cuando se trata de atribuirnos responsabilidades que no nos pertenecen, es importante poner un límite. Cada persona en el lugar de trabajo tiene una función y tiene derecho a que sus condiciones laborales sean adecuadas, por lo tanto, cuando existe una anomalía, es importante comunicarlo.
  5. Descansos: un descanso breve puede mejorar sus condiciones laborales y ayudará a reducir el estrés laboral. Después de un disgusto, una reunión larga, una hora muy pesada o cualquier momento difícil en el trabajo; refrescar la mente con una caminata o desconectarse por un momento ayudará a retomar la calma y a pensar con claridad.
  6. Pasatiempos: mientras más frecuentes, mejor. Los pasatiempos son una manera de balancear nuestra vida, una vez a la semana de hacer lo que nos apasiona puede ser suficiente para liberarnos.
  7. Vacaciones: así sea un fin de semana largo o unas vacaciones extensas de fin de año, no son un privilegio, se trata de una necesidad. Es importante conocer que como seres humanos tenemos límites, no importa la edad, el cuidado de la salud es primordial y desconectarse de la rutina diaria es una excelente medicina para reconectar consigo mismo y recuperar el entusiasmo.

Aunque existan diversas maneras de combatir y reducir el estrés laboral, lo mejor es prevenirlo y comprender cuando ya no nos sentimos cómodos con lo que hacemos para buscar una manera de solucionarlo.

 

 

comunicacion-estrategica